La Leyenda Continua… Part IV ¡El Mensajero!

La Leyenda Continua… Part IV ¡El Mensajero!

  • La entrevista

– Señor, ¡Mi nombre no importa! el mensaje que le traigo al señor Jag-Vei es lo importante.
Dicho lo anterior, extrajo de entre sus ropas un sobre doblado y un tanto maltratado, agrega…
– He estado viajando día y noche sin

parar, es de suma importancia que esta carta, que he salvaguardado con mi vida, sea entregada al Señor Jag-Vei. Tenga en cuenta que no me iré de aquí, hasta que este escrito sea leído por su recipiente, el señor Jag-Vei.
Al sentir el aplomo con que el mensajero repetía sus palabras, el secretario desistió de tomar el sobre maltratado al tiempo que dice.
– Espere aquí, lo voy a anunciar… Pero no se siente usted en ninguno de los sillones… ¡Viene usted muy sucio!… Desaparece el secretario por una puerta enorme de ébano al fondo de aquel majestuoso salón.

El mensajero, se queda parado a pocos metros de la puerta de entrada a la enorme sala, decorada con detalles a la usanza del antiguo oriente, matizado con colores oscuros, color madera rojiza tenue.

Mientras tanto, en una de las estancias, el secretario anunciaba a el mensajero con Jag-Vei.
– Es un tipo sucio, que trae una carta dirigida a usted, disque de un antiguo conocido suyo…
Hace una reverencia de presunción, burlándose de la expresión que el mensajero utilizó al presentarse en la antigua casona que Jag-Vei utilizaba como morada.

No le permití entrar, es un pobre tipo, aparte de maloliente y sucio, muy presumido, como si le conociera personalmente ¡ja!… ¿Quiere que lo eche a patadas, amo?

-¡Hazlo pasar! Dice Jag-Vei
– Será un placer!… ¡Q…que dijo!?…
– No tengo tiempo de jugueteos Gervasio! ¡Haz pasar al mensajero!….
– ¡Pero señor!… ¡Esta sucio y maloliente!
– Hazlo pasar….
Cuando Gervasio llega a la puerta, escucha a su amo llamarlo. Voltea y…
– ¡Ah!… Y ordena que le preparen una ducha caliente, consíguele las mejores ropas, y que le preparen alimentos para saciar su hambre…
-Pero señor!… Es un vagabundo!
Entre colérico y sonriente, Jag-Vei enfatiza.
-Gervasio!… ¿Desde cuando discutes mis ordenes?… Trae a mi invitado y cumple mis ordenes
-¿Su invitado?… ¡Pero señor amo!… Grrrr… ¡Esto, es inaudito!….
Sale echando pestes, para cumplir las ordenes de su amo.

A los poco minutos se abre la puerta y entra el mensajero, quien tímidamente le da las gracias por recibirlo… El mensajero está feliz por conocer a aquella leyenda, que algunos años atrás siendo casi un niño, hubiese derrotado al temible Sapotoro, que amenazó con destruir y esclavizar a los habitantes de la comarca El Peñón.

La comarca abarcaba varias leguas de distancia, cubría desde las montañas de la sierra madre, hasta las lagunas del desierto del norte, hacia el sur colindaba, con las tierras de la capital de la antigua Nueva Vizcaya.

Continuara!… Que contiene el misterioso mensaje que , el sucio y maloliente mensajero le ha traido a Jag-Vei?.. Gervasio le preparara la ducha al mensajero?… No deje de leer la proxima semana esta emocionante nueva aventura de… “Jav-Vei contra los demonios del Castillo de San Pablo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novelas, Personal y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s